Download!Download Point responsive WP Theme for FREE!

EL TANTRA Y LA ENERGÍA SEXUAL

 “Para comprender el Tantra en su totalidad serían necesarias mil reencarnaciones”. 
Muchos sistemas de espiritualidad niegan el cuerpo, el deseo y el erotismo. El Tantra acepta el cuerpo como sagrado, el deseo como puente de trascendencia y el sexo como fuente de placer, meditación y éxtasis espiritual. Se comienza con el cuerpo, que necesita atender varios aspectos para tener salud, para poseer mayor caudal energético y así vibrar en armonía con el universo que es un gran organismo. Es entrar en cuerpo y alma en la vida sin estar fragmentado con la mente en las dualidades. No cree ni en el bien ni en el mal, sino en lo justo y natural. Trata de inducir al individuo para que se libere de cualquier esclavitud y represión psico-emocional, y sea él mismo, desde el ser interior (atma), no desde la personalidad falsa, el ego (ahamkara).

Lo más conocido del Tantra, lo que más llama la atención es su visión sagrada de la sexualidad y aunque de ésto es de lo que más literatura hay, es lo que menos claro está y donde hay más conceptos erróneos: El primero es creer que el Tantra son técnicas sexuales o que es una filosofía del sexo, cuando es una filosofía de vida, un arte de vivir, una fusión de lo material y lo espiritual donde la sexualidad es sagrada porque toda la vida es sagrada. Tu sexualidad será sagrada, mágica, plena y consciente, cuando tu vida global lo sea así, cuando abras tu corazón y tu cuerpo a la Magia de la Vida y quieras vivir con plenitud, sin ese miedo a sufrir que te impide también gozar.


La energía sexual es una de las más potentes en el ser humano. Junto a la del amor, puede elevarnos a estados de conciencias superiores.

El entrenamiento para tener una sexualidad plena es la práctica para tener una vida plena donde el sexo sea esa cumbre, esa cereza que corona el pastel de tu vida; pero si tu vida no es plena, si tu corazón no está abierto, la sexualidad será siempre una forma de compensar algo que no puede compensarse sino que debe de solucionarse. Desconfía de quienes quieren reducir el Tantra a meras técnicas y prácticas sexuales, porque te dan una visión parcial, siempre errónea y te traerá más problemas que ventajas.

Otro de los mitos y las confusiones más graves –por los problemas que puede dar- es la de quienes se empeñan en hacer creer que el Tantra se basa en el control e incluso en la represión total de la eyaculación. Cosa tan falsa como dañina para la mayoría de los hombres. Algo tan antinatural no puede ser recomendado por una filosofía que pretende que recuperemos nuestra naturalidad y espontaneidad perdidas.
Recomendamos leer  ENTRENAMIENTOS SEGÚN TU SIGNO

Lo que sí pretende el Tantra es que tu sexualidad sea lenta, sensible, profunda, que demores tu eyaculación para gozar más y hacer gozar más a tu pareja, que sepas elevar la energía del sexo transformándola en amor, para vivificar con ella tu corazón y todas tus células, que sepas transformar ese placer erótico en una intensa y emocionada sensación de agradecimiento que conmocione toda tu alma y todo tu cuerpo, que sepas, mediante la conciencia, la respiración y una emoción adecuada, mantener la llama del gozo para extender y hacer más profundo tu éxtasis, que sepas disfrutar de tu sexualidad paso a paso, gozando de todo el camino sin obsesionarte por el final –eyaculación y orgasmo- para que el final sea entonces realmente grandioso y cuando todo esto se ha realizado, cuando has vivido ese orgasmo permanente que supone el éxtasis del mutuo arrobamiento y embeleso, entonces eyacular no es ninguna pérdida energética sino una ofrenda para tu compañera, algo que nos llena aún más.Cierto que en determinadas circunstancias y si así lo deseas, puedes no eyacular, pero sólo si lo consigues con una respiración profunda que te serene, sólo si sabes transformar esa energía en amor y nunca, nunca mediante meros procedimientos mecánicos como recomiendan algunos libros.

Cierto, la sexualidad tántrica no es una sexualidad convencional, no es mero sexo, ni una búsqueda compulsiva de un placer extraordinario. Ees una sexualidad mucho más profunda donde Espíritu y Materia se fusionan, donde la energía se eleva al corazón primero y al cerebro después en una explosión iluminada de trascendente gozo. Además, la sexualidad sagrada es algo más que mero sexo pero nunca, nunca puede ser antinatural sino una celebración espiritual, iluminada y gozosa de tu Naturaleza Sagrada, de tu Sexualidad Sagrada, del Amor Sagrado que puede surgir entre las personas.Y eso, eso es lo que da vida, lo que sana, nutre, vivifica, energetiza, da poder y realmente te ilumina. Eso y no empeñarse en controlar la eyaculación sin saber hacer otra cosa.

Recomendamos leer  LAS FLORES DE LOS SIGNOS

Entonces, la práctica del sexo consciente nos lleva a un camino para potenciar la sensibilidad humana. Es decir, dejar de llevar la cuestión sexual al mero plano carnal, para trasladarlo a una relación más espiritual o mística, que nos ayude internamente como seres individuales y como pareja. Claro que hay que saber cómo, en dónde y con quién. Cuando hayas conseguido ésto, si lo deseas, puedes aspirar a más pero no se puede pretender participar en una carrera sin saber andar.


Námaste

LUNA NUEVA
Para mayor información visita Sitio Hispano de Astrología

Comentarios

comentarios

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Open

Close
Friend: tai game mobile,tai game dao vang,